viernes, 11 de julio de 2014

domingo, 6 de julio de 2014

Retratos.

El rostro de una persona es capaz de transmitir un sin fin de sentimientos: enojo, felicidad, tristeza, coraje, impotencia, etc.
 
               Es increíble como, a veces, ni siquiera nos damos cuenta de cuál es la expresión que hay en nuestro rostro y que sentimientos refleja a quienes nos rodean. ¿Cuántas veces nos vemos al espejo en un día? y de esas veces ¿cuántas nos tomamos el tiempo suficiente para analizar, contemplar la belleza que hay detrás de nuestro rostro?

Y por eso haré una especie de experimento, a diario, me pararé frente al espejo, y miraré todos los detalles que hay en él. Haré muecas, gestos, me enojaré y me pondré alegre. Esto para descubrir cómo se ven todos esos sentimientos.
    Les presento, retratos...

jueves, 3 de julio de 2014

Llorar o no llorar, he ahí el dilema

Les dije que hablaría de esto la próxima vez y aquí va.

Debo aclarar que esto está totalmente fuera de lugar, si lo escribo es porque no lo puedo guardar dentro de mí y aun no aprendo a hablar con los gatos.
Como dije anteriormente amo a la madre de mi hijo, en su momento, después de nuestra separación, tratamos de estar juntos de nuevo pero no funcionó. Después de ese momento la dejé ir, se podría decir que incluso la olvidé. Hace tiempo ocurrió algo, me enamoré de ella. Si, de nuevo. Qué curioso, ¿no creen? Si se preguntan si quería estar de nuevo con ella la respuesta es si. Solo que cometí un error muy grande, dejé pasar demasiado tiempo y, el tiempo, es algo que fluye sin esperar a nadie.
Cuando le expresé mis sentimientos de nuevo le regalé un libro: Al sur de la frontera, al oeste del sol, de Murakami. Es por mucho mi libro favorito, no se lo dije nunca a ella, y esta vez espero que no lea esto sino hasta después de leer el libro (de hecho, si por algún acto cósmico estás leyendo esto cierra la página por favor, no continúes y vuelve cuando lo hayas leído) pero la razón por la que es mi libro favorito es que cuando lo leo no dejo de verla en mi mente, en cada párrafo, en cada hecho que ahí se describe la veo a ella, nos veo a nosotros. Se lo dí con la esperanza de que ella sintiera lo mismo, que se diera cuenta a través de esas palabras que lo que yo siento por ella nunca cambiará. Quizá no pase así y solo le guste porque es un buen libro, pero para mí, así como muchas parejas tienen su canción, ese es nuestro libro y me encantaría que lo atesorara por eso.


El hecho es que el tiempo que dejé pasar nunca lo podré recuperar, y a pesar del esfuerzo que yo hice por volver a estar con ella el tiempo dictó la sentencia final (claro, yo también le ayudé con actos sumamente estúpidos, de los cuales huelga decir que me arrepiento).
Así que hoy apliqué la frase "si la amas déjala ir..." la verdad nunca antes me pasó por la cabeza hacer eso, siempre tuve la seguridad y la ilusión de que estaría con ella en algún momento. No cabe duda que nunca se deja de crecer y de aprender, y que el tiempo es el mejor maestro. Hoy aprendí, y mas que nada comprendí, que su felicidad también es la mía. Me duele mucho dejarla ir así, pero sé que es lo correcto, es quizá algo que debí hacer hace mucho tiempo.
A pesar de esto sigo con la idea de casarme con ella, en su momento ella también lo quería así, y ese sueño es algo que nunca dejaré ir. Que tonto ¿no?

Me aterra la idea de como serán las cosas de ahora en adelante, de lo que tendré que soportar... estando tan cerca y tan lejos. Aún así me siento un poco aliviado, pues sé que está con alguien que le dará lo que nunca encontró conmigo, alguien con quien sí pueda ser feliz durante mucho tiempo. Algo así como lo que les pasa a Summer y a Tom en 500 Days of Summer. De hecho es casi idéntico.
Pero ¿saben? ¿sabes? incluso ahora pienso en algo que me dijeron "dense el tiempo de enamorarse de nuevo" yo me enamoré de nuevo de ella y quería demostrarle que ella también se podía enamorar de mi una vez mas. Que egoísta ¿no creen? ¿no crees?


Hmm que difícil es hacerse a un lado, lo intentaré, y después lo volveré a intentar, o no. Quizá le pida matrimonio en dos años, o en 10, o nunca. Tal vez la olvide, tal vez me enamore de ella otra vez, o no. Igual y solo dejo ir el tiempo, igual y en otro momento, en otra vida...

domingo, 29 de junio de 2014

típicas revelaciones

Tengo cuatro cervezas encima, con seis ya estoy viendo unicornios. Si, lo se, el alcohol no es lo mio pero en fin, hoy tenía ganas de decir las cosas como tal (bien dicen qué.los.borrachos y.los.niños siempre dicen la verdad)

Llevo más de una hora tratando de escribir esto y, para ser honestos, esperaría qué una  mujer leyera esto. Y ahora que porfin estoy se ntado les contaré algunas cosas . Amo a ala mamá de mi.hijo, y, si algún sucede  me gustaria casarme con ella. Si eso llega a ocurrir será el tiempo quien lo decida, en mis manos quizá ya no esta esa desicion, y ademas, tampoco esta el derecho de pedirlo..pff que folojera, recupere la.conciencia. Quizá otro día les hable..de esto..




Les dije que soy fotógrafo?

jueves, 26 de junio de 2014

Tiempo fuera.


Supongamos que la vida es un camino por el que avanzamos día con día. Hay veces en que ocurren sucesos inesperados, situaciones que hacen que el viento sople en contra nuestra a través de ese camino. En consecuencia nuestros pasos se vuelven lentos, inseguros, e incluso podemos llegar a perder el camino. Aún peor, el viento puede soplar tan fuerte que nos hace retroceder.
Algunas veces pasa lo contrario, la vida nos sonríe y aquél viento sopla a nuestro favor. Avanzamos sin que nada pueda frenarnos.

Yo soy fiel creyente de que se cosecha lo que se siembra, que lo que ocurre en tu vida es consecuencia de tus actos. Algo así como el karma pero quizá un poco mas terrenal.

Estos días no me he sentido del todo bien, he estado cansado, enojado, fastidiado con todo. Y la razón de esto no es algo que no merezca. Lo sé muy bien y por eso no me queda mas que pararme firme, aguantar la tormenta hasta que ésta cese y pueda seguir avanzando, con conocimientos nuevos y un nuevo plan para que esto no ocurra una vez mas.

sábado, 21 de junio de 2014

Hola, soy Gabriel.

Hola, mi nombre es Gabriel, no sé si sea necesario decir mi edad pues doy por hecho que se pueden dar una idea de ella por mi manera de escribir.

Soy soltero, tengo pocos amigos, mi vida social es ridículamente escasa, mi personalidad es... curiosa.
Si, yo la llamaría curiosa, soy un tanto pedante, critico mucho a la gente a mi alrededor y en muchos casos me creo superior a ellos en varios aspectos, por lo cual mi vida es muy solitaria. Hasta hace unos pocos años me consideraba una persona "profunda", con un pensamiento distinto al habitual -suponiendo que haya un pensamiento generalizado en las personas- y bastante inteligente.
     Después de un tiempo me dejó de interesar dar a conocer mis pensamientos a los demás y comencé a guardarme todo para mi mismo. Esto sigue así hasta hoy en día, es muy raro que yo diga lo que no me gusta de alguien, lo que me molesta de alguna situación o una simple opinión.

   Creo que eso les dará una idea de mi persona, por el momento es todo. Ya profundizaré otro día.
 

Lo que ya no hay deja lugar para algo más.

Pues he vuelto. Sin la esperanza o  ilusión de que alguien se acuerde de este blog y mucho menos de que alguien lo lea (curiosamente he visto que tiene visitas esporádicas, gente que no debe saber como llegó aquí supongo).
   
      La última entrada la escribí el 27 de noviembre de 2011. Hace casi tres años. En este tiempo he cambiado mucho, así que no esperes ver algo parecido a lo que escribía en ese entonces.
      Párrafos llenos de... ¿cómo se dice?         ah si, tristeza. Además de algunos "cuentos" -si es que se le pueden llamar así-   con un sin fin de hilos sueltos y sin un orden aparente.
 

      Con el teclado en los dedos han venido a mí recuerdos de cómo fue que empezó este blog, escribía en el a diario, a veces incluso escribía dos o hasta tres entradas en un solo día. En ese entonces estaba al pendiente de las visitas que obtenía y al ver que eran pocas -por no decir nulas-  me sentía mal.
Entonces borré muchas de esas entradas y comencé a escribir solo cuando lo sentía necesario, cuando estaba "inspirado" -que yo lo llamaría deprimido, pero se ve mas nice dicho así-

     Mis deseos de escribir hoy no se alejan mucho de aquellos de hace poco mas de dos años. No estoy deprimido, pero tampoco me siento al cien. Es una de aquellas veces en las que quieres decir mucho y no tienes a quien decírselo (no tengo muchos amigos y siendo las 2:42 am ninguno de ellos está disponible) así que al ir a orinar hace un momento pensé: "debería escribir un diario" y entonces recordé ¡tengo un blog! y así llegué de nuevo aquí.
      A partir de hoy y mientras tenga ganas de hacerlo, les hablaré sobre mí, lo que hago y he hecho, lo que me hace sentir bien en mi día a día y lo que no. Así que hoy escribiré una entrada adicional para tratar de presentarme, no cambiare nada en el diseño del blog (fondo, foto de perfil, nombre, etc) pues soy un holgazán.