miércoles, 10 de febrero de 2010

Adiós...

Adiós, no volveré a verlos nunca mas, supongo que es un alivio para ustedes, no tanto para mi pues saben que le temo bastante a la soledad. No se preocupen, pues yo tampoco me preocuparé por ustedes. A todos los recordaré por igual, buenas y malas experiencias me las llevo conmigo, todos ustedes me han ayudado a tomar esta desición. No los estoy culpando por mi muerte, pues mas bien solo me ayudaron a reafirmar que vivir rodeado de algunos de ustedes no vale la pena.

Algunos me dieron mas que otros, espero poder pagar mi deuda con ustedes pronto:
a Lore, mi amiga favorita y socia de caminatas sin rumbo por el centro, le agradezco su infinita amistad, sabios consejos y sobretodo la ayuda que siempre me brindó.

A Mafer, mi mejor amiga, quien sin darse cuenta me ayudo a cumplir varios propósitos en mi vida, y que siempre estuvo junto al teléfono para escucharme cuando peor me sentía. Siempre, en todo lugar te acompañaré para que nunca estés sola.

A Eduardo, mi hermano, que siempre mantuvo su hombro firme cuando mas lo necesité. Mi compañero de bromas y karaokes improvisados, la persona mas noble que jamás conocí.

A Kevin, mi compañero de viajes y aventuras bobas. Quien siempre me escuchó y ayudó.

A Carolina, mi últma amiga de verdad, que, aunque de lejitos, siempre me dio su apoyo en toda cosa que me preocupaba.

Por último, María, la persona a quien nunca imaginé amar tanto, dandome vida con cada beso de su boca, con cada expresión de su rostro, con cada momento junto a ella. Si, todos los momentos que viví contigo fueron buenos, no me arrepiento ni un momento de haberme llamado "tu novio" aunque fuera por tan poco tiempo, aunque todo terminara así. Esque, como olvidar la dona perfecta, nuestros registros de comidas en Burger King, besos sabor chamoy, nuestros anillos de compromiso hechos con el papel de un popote, el pff pendeja, nuestra casa en la luna, la "quinceañera mojada" -el mejor dia de todos debo decir- nuestro día sin dormir, la primera cita, cuando descubrí que tus orejas son cosquilludas, cuando me fascinaste tanto que no me podía imaginar sin ti. Y por que no, la última cita, el parque, los algodones, un helado que pega, un yo-yo, un día maravilloso.
Todas las promesas sin cumplir, ilusiones rotas, juramentos de dedo meñique, y sobre todo, la marca que dejaste en mi azotea: koko te amo, fernii, nunca los olvidaré, sera la prueba de que alguna vez hubo algo sincero entre nosotros.

A cada uno lo conocí de manera distinta, fueron milagros separados, pues yo nunca me jacté de ser de muchos amigos, no recuerdo como conocí a lore, a Mafer la vi una vez cuando fui a la tienda, se acababa de mudar a la casa de junto, fue solo cuestión de tiempo para que pasara algo entre nosotros: la amistad mas rara y bonita que nunca tuve.
A Eduardo lo conocí justo al llegar a la escuela, probablemente el no lo recuerde, pero mi primer contacto con otra persona fue con el.
Kevin me caía mal al principio, nunca imagine que pudiera ser tan buen amigo, Caro es la mejor amiga distanciada que pude imaginar podía hablar con ella durante horas y horas y nunca aburrirme, ¿María? lo recuerdo como si hubiera sido ayer aunque fue hace casi 8 meses, la veía de lejos, era sencilla, bonita, me gustó y cuando supe que yo a ella también me sentí como en una nube.

No lloro de tristeza por dejar este mundo, sino de alegría porque gracias a todos ustedes pude sentir que de verdad estaba vivo, pude ser feliz aunque fuera por un lapso tan corto.
A todos ustedes gracias, y suerte en sus vidas...


PD: Se que hoy se enojaran por mi desición, pero calma, sé también que para la próxima semana ya seré noticia vieja.

1 comentario:

żαяαн™ ϟ тhε кillэясiттα ϟ dijo...

Orale...
Te sigo mucho en tu blog, me sorprendes, pero esta ultima me dio miedo...
Que pasa?