sábado, 6 de marzo de 2010

Ayer y hoy

Soy, lo que mi madre siempre quiso de mí. Alguien que nunca me había gustado ser, sin embargo aquí estoy. Ella me repetia constantemente la frase: "tienes 17 años..." sigo teniendo 17 años pero me siento como de 20. Mas bien, quisiera tener 20.

Quiero saber que es lo que se siente olvidar, si en verdad puedo olvidar. Quiero ser como los demás, como tú que al parecer, nada te cuesta olvidar. Quiero ver pasar esos 3 años frente a mi, sentir que nada eres y que nada seras, que te iras muy lejos, tanto que ni mi memoria te alcanzará.

Aunque, yo también me quiero ir lejos, muy lejos, hasta que aunque lo intente no te pueda encontrar. Hace poco leí algo que me puso a pensar: ¿por qué dejar ir algo que te costo tanto conseguir, y además te hace tan feliz? no era exactamente así, pero la idea es la misma. Es una respuesta a los que creen que si amas algo dejalo ir... etc.

Hoy pensé en eso, pero descubrí algo, justo ahora no puedo hacer nada. Pongo como ejemplo a un niño en un kiosko, queriendo atrapar a una paloma. Si lo intenta deprisa, las palomas se espantarán y volaran lejos, en cambio, si se toma su tiempo, es paciente, etcétera, quizá logre atrapar una.


¿Me entendiste?

2 comentarios:

Fridaa dijo...

Sí, si te entendí.

Creo que tal como dices al final.

El tiempo y la paciencia curarán todo.

Fridaa dijo...

Y aunque no tiene nada que ver.
Yo también tengo 17 n____n