jueves, 11 de marzo de 2010

...

Dos caras...

Mi cama vuela y siempre me lleva a distintas partes de mi mente, anoche llegué a donde estabas tu. ¿Qué queda de este lugar? no veía mas que ruinas de lo que alguna vez fueron grandes construcciones que parecian sólidas. En lo alto de una montaña habia un árbol... muerto, sin hojas, clara muestra de que ya no tienes que contarlas pues ya no hay. Recuerdo la última vez que estuve aquí, era tan diferente. Ese árbol estaba lleno de ramas, lleno de hojas, este lugar estaba tan lleno de cosas...


Parado frente a el pude notar algo detrás, antes no lo habia visto, no sabia que era. ¿Qué hacia ahí? Creo que este no es el lugar donde estabas tu, aquí es donde yo te traje y de donde te fuiste. Marcaste un lugar que no te pertenece, ahora debo limpiar para que otro lo pueda ver. No te preocupes, ya me ayudaste, cuando te fuiste dejaste tus huellas en la tierra, tu aroma en el aire, tu presencia en este espacio, pero te llevaste tu corazón, y hoy, volviste por lo demás.





Los suspiros son aire y van al aire
las lágrimas son agua y van al mar
dime mujer, cuando el amor se olvida
¿sabes tú a dónde va?

Gustavo Adolfo Becquer.

1 comentario:

Koko dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.