viernes, 18 de junio de 2010

Maria

Tantos rostros han pasado por tu cara, pero siempre con el mismo nombre.
Todas eres tu, porque siempre has sido tu, siempre te busqué a ti y siempre te encontré... pero con diferente cara.

Y aunque siempre fuiste tu, siempre era diferente, que extraño ¿no?
Incluso cuando hice las cosas de distinta manera todo me salia igual, todo me llevaba al mismo camino...

No hay comentarios: