sábado, 28 de mayo de 2011

El arte de darse por vencido

Despues de analizar los motivos con cuidado, despues de horas a oscuras solos con nuestros pensamientos procedemos a ejecutar estos pasos. Esto no es cualquier cosa, quiza no se logre en el primer intento pero, "la practica hace al maestro".


INGREDIENTES:

Para la realizacion de este proceso necesitaremos:



Una cajetilla de cigarrillos



Una caja de cerillos



Una lampara de mesa



Una hoja de papel



Un boligrafo (de preferencia de tinta negra)



Un recipiente con agua fria



Musica (recomiendo altamente el uso de musica clasica)



Una caja de musica





Una vez que tengamos los ingredientes listos entraremos a alguna habitacion, sacaremos los muebles que haya y cerraremos las cortinas.

Pondremos la lampara en el suelo y los cigarrillos a un lado. Nos sentaremos y recargaremos nuestra cabeza en la pared, levantando la cara miraremos hacia el techo, cerraremos los ojos y pensaremos...

Sacaremos del bolsillo una caja de cerillos y encenderemos el cigarro que hay en nuestros labios. Con cada calada formaremos una imagen en nuestra cabeza, seran cada una de las razones que nos orillaron a esto. Las analizaremos detenidamente, tanto como nos permita el cigarro.


Encenderemos otro cigarro, despues de la primer calada lo dejaremos a un lado ,hasta que se consuma por completo, pondremos otro en nuestros labios, pondremos musica y sacaremos la hoja de papel y el boligrafo. Pensaremos en el "hubiera" todo lo que se nos ocurra y nos gustaria que "hubiera". Nuestra escritura debe seguir el compas de la melodia, debemos transformarnos en notas, vagar por el aire y aterrizar en el papel de la manera correcta.


Al terminar, con un cerillo encendido, prenderemos una orilla del papel y encederemos el cigarrillo que sigue en nuestra boca. Con arrepentimiento usaremos el agua para apagarlo antes de que se consuma mas de la mitad del papel.


Repetir el paso uno tanto como sea necesario para soltar una unica lagrima, hecho esto abriremos la caja de musica y con atencion escucharemos esas notas de tristeza y melancolia. Trataremos de sentirnos identificados, de hacer de esa melodia nuestra melodia.


Repetir los pasos hasta derrumbarse y no poder mas, hasta que sus ojos decidan estar cerrados por voluntad.... en ese momento podre decirles que han olvidado satisfactoriamente. Pero recuerda algo, esto no es para cualquiera y no tiene vuelta atras. Feliz arrepentimiento :)


NOTA: En todo momento hay que tener un cigarro en la boca

1 comentario:

Anónimo dijo...

O nací enamorado o en verdad nunca lo he estado y no es que no crea en el amor, simplemente así soy.
Si decir mañana es predecir y decir perfecto es mentir, porque no mejor sentir, estos labios, estas manos,que no paran aun que estoy tan débil, de intentarlo y fallar tanto.

Y no me arrepiento de nada que hice ayer, me arrepiento lo que pude haber hecho, haber dicho y ya no podré hacerlo jamás.

Gabb :)